domingo, 7 de febrero de 2010

Por una economía más sostenible

Comprar en la tienda, en el super del barrio o en el mercado de toda la vida, es mucho mas barato, que desplazarse a comprar a la gran superficie o a esa gran multinacional.
• Es muchísimo más barato. Haced la prueba, por ejemplo, con la fruta. Las diferencias pueden ser abismales.
• Ofrece más calidad. Y, en esto, de nuevo, la fruta es un gran ejemplo.
• Así contribuimos a boicotear el abuso que las grandes distribuidoras están cometiendo contra agricultores, pescadores y ganaderos. Las grandes distribuidoras (léase grandes superficies) imponen un precio abusivo a los productores violando de manera encubierta las leyes del libre mercado, ya que no hay una competencia real entre ellas. El pequeño productor no puede elegir a quien vende ni a qué precio. Para ello, estas grandes superficies juegan, si es necesario, con la ficha de utilizar importaciones del exterior, compradas a precios de risa, lo que a su vez contribuye a mantener las mismas condiciones abusivas en otros paises menos desarrollados. Por contra, en los mercados nosotros compramos al minorista, al tendero, que pone un precio acorde con lo que a él le ha costado la mercancía, que a su vez ha comprado, habitualmente por subasta, al mayorista. Entre el mayorista y el productor puede haber aún uno o dos intermediarios, por desgracia, pero la competencia entre ellos es mayor, así que en la pelea por conseguir más y mejor producto salimos ganando tanto el consumidor como el productor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada